¿BATERIA AGOTADA? NO EMPUJES EL COCHE

La batería del coche es la gran olvidada por muchos conductores. Se asume que está ahí, siempre cargada, presta para responder y ayudar en el encendido del motor. un día renquea, parece que le cuesta ese proceso de arranque a tu coche del alma, y cuando menos te lo esperas, la batería se ha quedado ya, sin “gota” de energía y el coche no arranca. Y te tiras de los pelos. A lo mejor es que te olvidaste encendidas las luces (aunque yo siempre creí que eso se notaba demasiado, como para olvidarse uno de ellas), entonces te tiras del pelo dos veces.

La batería es uno de esos elementos que debes revisar cada cierto tiempo, sobre todo si te vas de viaje, y sobre todo si es invierno o hace mucho frío. Cuando la batería nos deja tirados, lo primero que pensaremos es que es algo inesperado, ¿o no siempre es así?

La batería del coche suele durar unos cuatro o cinco años de media, a veces más, muchas veces menos, pero siempre depende de nuestro uso. Por decirlo así, depende de la cantidad de veces que se utilice, de cuánto se encienda el coche, de los elementos que exijan más a la batería, y también depende de que la batería se quede inactiva durante largos períodos de tiempo. Eso sí, si te encuentras la batería agotada, no se te ocurra empujar el coche… es mejor llamar a la grúa antes que eso.

Recordemos que el proceso de carga de la batería por medio de pinzas es sencillo, pero conviene repasar todos los pasos con calma, para hacer las cosas bien. No hay por qué ponerse nerviosos, de hecho es probable que nos encontremos con algún conductor con la batería sana, pero que no tiene pinzas, o uno como el que me encontré yo, con batería intacta y pinzas, pero que no me podía ayudar porque no sabía dónde estaba la batería. No me lo creí, pero tampoco es plan de obligar a alguien que no te quiere ayudar.

En el caso que nos ocupa, el de empujar el coche para arrancar con la batería agotada, está desaconsejado en los coches actuales. Primero porque empujar el coche y arrancarlo de esta forma significa que salga por el escape combustible sin quemar. Si el catalizador estuviese caliente, el combustible podría inflamarse y estaríamos “desgraciando” ese catalizador, un elemento que no es nada barato de sustituir. Pero no hace falta que el combustible arda para estropear el catalizador, ya que simplemente con entrar en contacto con el mencionado líquido, estaremos perjudicando esa pieza tan importante.

COMO COLOCAR LAS CADENAS PARA LA NIEVE.

Saber cómo colocar cadenas para la nieve en las ruedas del coche sigue siendo un quebradero de cabeza para muchas personas. Esto ocurre porque tenemos la mala costumbre de hacer el primer intento de su colocación justo en el momento en que realmente se necesitan, es decir, en medio de una ventisca, con mala visibilidad, frío e inexperiencia.

Si nunca has visto unas cadenas para la nieve, es lógico que te cueste comprender cómo se colocan la primera vez.

No vamos a explicar aquí los pasos para su colocación, pues es difícil comprender cómo se hace sin una infografía que indique con imágenes a qué partes de la cadena nos estamos refiriendo. Pero esto no supone ningún inconveniente para que comprendas qué debes hacer para saber cómo colocar cadenas para la nieve. Créenos, hablar aquí de piezas de la cadena que no conoces y que debes unir, anclar o pasar por detrás del neumático, no te aclarará mucho. Consultando el manual de instrucciones de cualquier juego de cadenas para la nieve, lo entenderás rápidamente.

Lo que si es necesario es que, como hemos dicho antes, ese manual no lo consultes por primera vez justo en el momento que necesites colocarlas en medio de una nevada.

A parte de esto, además hay otros consejos que puedes seguir para que la colocación de las cadenas para la nieve se realice de forma cómoda y rápida:

Cuando compres las cadenas para la nieve, asegúrate que son del tamaño adecuado para las ruedas de tu vehículo.
Nunca olvides llevar unos guantes, una linterna y una manta en el maletero. Serán imprescindibles a la hora de colocar las cadenas para nieve. Tendrás que arrodillarte, por lo que, si lo haces sobre la manta, evitarás el frío en las rodillas y espinillas. Los guantes también mantendrán tus manos calientes, lo cual facilitará el trabajo, así como la linterna que mejorará la visibilidad.
Ensaya varias veces con el manual de instrucciones en un lugar tranquilo, sólo como prueba. Coloca las cadenas en las ruedas siguiendo los pasos que indica el manual y quítalas varias veces. Esto hará que en el momento en que realmente necesites colocar las cadenas para la nieve, la acción se realice con más rapidez.
Realiza la colocación de las cadenas para la nieve sobre un terreno horizontal. El vehículo no debe estar inclinado.

Seguros de Salud

SEGUROS DE SALUD
En los seguros de Asistencia Sanitaria, o seguros médicos como los conocemos todos, hay que tener muy claros una serie de conceptos comunes a todas a todas las compañías, a continuación os vamos a explicar y clarificar los más importantes.

¿Qué es la Preexistencia?
Es la patología o enfermedad que tiene el asegurado antes de la contratación de la póliza de asistencia sanitaria o de enfermedad. Esta cuestión se trata en el cuestionario de salud a que someten las compañías a cada nuevo asegurado, algunas de estas preexistencias se compensan con un aumento de la prima, es decir, un precio mayor de estándar, otras son motivo de exclusión por esa patología (cuando la compañía no te da cobertura para todo lo que venga por esa enfermedad) o de rechazo del candidato a ser asegurado.

¿Qué es el periodo de carencia?
Es el tiempo comprendido entre la fecha de efecto de la póliza y el momento en que entran en vigor ciertas coberturas. Es muy común en el sector que existan carencias predefinidas, por ejemplo para el caso de intervenciones quirúrgicas, que establece un periodo de tiempo a partir del cual se puede hacer uso de la póliza.
Una cuestión a tener presente es el tema del parto, cuando lo habitual es que se establezca una carencia de 9 o 10 meses para asegurarse que no se está embarazada antes de suscribir el seguro.

¿Qué es el cuadro médico?
Es el documento donde figuran todas las clínicas y facultativos que prestan sus servicios a la compañía y en consecuencia a cada asegurado. Las aseguradoras velarán por tener un cuadro médico lo más completo y competitivo posible, incluyendo los profesionales y las clínicas de más renombre de cada población donde actúe.

¿Qué es el Reembolso?
Se trata de una modalidad diferente a la de Cuadro Médico, esta tiene cosas buenas y menos buenas. Lo mejor, es que puedes ir a cualquier médico, especialista o centro hospitalario, incluso a nivel internacional. La prestación del servicio es prácticamente inmediata. Lo peor, como norma, la compañía asume un porcentaje alto del gasto ocasionado (según el tipo de póliza contratada). El funcionamiento, consiste, en que el asegurado abona al facultativo o clínica los gastos ocasionados y solicita el “reembolso” a la aseguradora y está liquida el siniestro en los términos en que esté pactada la cobertura.

¿Qué es el Copago?
Es una modalidad de gasto compartido con la aseguradora. Consisten en que cuanto menos se usa la póliza mas económica resulta, dicho de otra forma, cada vez que visites al médico se hace frente a una pequeña cantidad de dinero, asi vas al medico cada vez te haga falta realmente, con este método se reduce la siniestralidad de las pólizas. Resultando beneficiados, tanto asegurado como asegurador.
Hay compañías como Sanitas que te permiten “pasar la tarjeta” seis veces al año sin tener que asumir este copago.

Más información:
zamoradoc@gmail.com
Tfno: 980529570.

S.R.I. (Sistemas de Retención Infantil)

Con la entrada den vigor de la nueva Ley de Seguridad Vial, hemos de prestar especial atención si viajamos con menores.

El llevarlos en el automóvil sin el SRI (la sillita que todos conocemos), puede ser causa de inmovilización del coche.

También está prohibido llevarlos en el asiento delantero, aunque los llevemos con el SRI. Esta situación será modificada, pues puede darse el caso de que los asientos traseros también estén ocupados por menores, y podrá ocupar otro menor el asiento delantero.

LAS 5 GARANTIAS NECESARIAS EN UN COCHE NUEVO.

Las 5 coberturas esenciales en el seguro de un coche nuevo
El seguro debe proteger el valor de nuevo de tu coche

Sin ninguna duda, para cualquier conductor será más entretenido decidir qué coche se compra que estudiar qué seguro le conviene más a su nuevo vehículo. Sin embargo, una cosa va ligada a la otra, y es que si el usuario no acierta en la contratación de su seguro de coche, puede perder mucho dinero en caso de sufrir un siniestro.

Más allá de las particularidades de cada uno, que van desde la capacidad económica de cada conductor hasta el tipo de vehículo que ha adquirido, existen algunas coberturas que consideramos esenciales para cualquier coche nuevo y que pasamos a detallar.

1. Asistencia en viaje

La asistencia en viaje es una cobertura que incorporan la gran mayoría de seguros de coches a Terceros Básico junto a la Responsabilidad Civil Obligatoria (la única cobertura de obligada contratación según la Ley).

Si está incluida en el Terceros Básico de la mayoría de aseguradoras es porque el hecho de atender a su cliente cuando una avería, o cualquier otra circunstancia, impide que el coche pueda seguir circulando, está en la naturaleza de cualquier seguro de coche. No obstante, este servicio de asistencia será más o menos completo en función de cada compañía.

Hay que tener en cuenta que la Asistencia en viaje presta servicio por un lado al vehículo y, por otro, a la persona. En el caso de la persona se ocupará, por ejemplo, de proporcionar un medio de transporte alternativo para que el cliente pueda llegar a su destino después de sufrir un accidente/avería. Sin embargo, algunas compañías proporcionarán este servicio desde el kilómetro 0 (desde el mismo domicilio declarado en la póliza), pero otras lo harán desde el kilómetro 15 y otras desde el 25. Del mismo modo, puede suceder que la asistencia en viaje se preste desde el kilómetro 0 en caso de accidente pero desde el kilómetro X en caso de avería.

En el caso del vehículo, aunque la práctica totalidad de las compañías de seguros contemplan la asistencia desde el kilómetro 0, este servicio puede limitarse al remolque del automóvil y no cubrir incidencias más comunes que evitarían el traslado del vehículo como la falta de combustible, el pinchazo de un neumático, la pérdida de llaves o la batería descargada. Con respecto a este último punto, puede darse el caso de que alguna aseguradora incluya la asistencia en viaje desde el kilómetro 0,5, de forma que no estarías cubierto si, por ejemplo, te dejas las luces encendidas por la noche y, cuando vas a arrancar el vehículo por la mañana, no tiene batería.

Por último, en caso de sufrir una avería o accidente que requiera dejar el coche en el taller durante varios días, es conveniente saber si la cobertura de asistencia en viaje incluye el vehículo de sustitución. Al tratarse de un servicio muy caro para las compañías, casi ninguna lo incluye en su póliza básica, si bien es posible contratarlo pagando un pequeño sobrecoste.

2. Cobertura contra Robo

Tu coche es nuevo, y por tanto puede ser bastante goloso para los “cacos”. Por supuesto, cuanto mejor (o más caro) haya sido el coche, más riesgo habrá de que sufras un posible robo. Y no hablamos solo de que se lleven el coche, que también, sino de que puedan abrirlo y llevarse algunos de sus accesorios, como el equipo de radio; o de que te roben las ruedas; o, incluso, de que estés cubierto ante un eventual robo o intento de robo, que haya ocasionado desperfectos en la carrocería o la tapicería.

Lo cierto es que es más habitual el robo de un vehículo nuevo que el de uno antiguo, por lo que incluir esta cobertura en el seguro de tu coche nuevo será una decisión inteligente, más teniendo en cuenta que no supone un incremento importante en el precio final de la póliza.

A partir de ahí, cuando realices la comparativa de seguros, presta especial atención a los servicios que ofrece esta cobertura. Por ejemplo, la práctica totalidad de las compañías cubrirán los daños del vehículo por robo o intento de robo. Sin embargo, en el caso de siniestro total (robo total del vehículo), y aunque la mayoría de aseguradoras ofrecerán el valor de nuevo durante los primeros dos años, es posible que alguna indemnice con el valor venal (inferior) desde el primer momento o el segundo año. Asimismo, un aspecto importante a comprobar es si el servicio incluye la cobertura de los accesorios no de serie, pues muchas veces estos deberán ir detallados en la póliza y su cobertura supondrá un aumento del precio de la misma.

3. Cobertura contra Incendio

En este caso, al contrario que en el Robo, el hecho de ser un coche nuevo no incurre en un mayor riesgo de siniestro. Sin embargo, su contratación es igual de conveniente ya que el dinero a recuperar en caso de sufrir el siniestro es mucho más importante que el leve incremento de precio que supone incluir la cobertura en la póliza.

Esto quiere decir que, en la gran mayoría de casos, al tratarse de un vehículo nuevo, la aseguradora te indemnizará por valor de nuevo en caso de daños parciales o totales. De no tener esta cobertura contratada, si tienes el infortunio de que tu coche se vea afectado por un incendio sin un tercero que asuma la culpa, tu aseguradora no se responsabilizará y deberás asumir los costes de reparación por ti mismo.

De nuevo, debes tener en cuenta que aunque hayas contratado la cobertura, muchas compañías no cubrirán los accesorios no de serie que no hayan sido declarados específicamente a la hora de contratar el seguro.

4. Cobertura de Lunas

Junto a Robo e Incendio, Lunas es la cobertura que complementa a la RC y la Asistencia en Viaje en los seguros a Terceros Ampliado. Nuevamente, su relación calidad/precio la convierte en una de las coberturas esenciales para un vehículo nuevo, ya que su coste es muy bajo y, en cambio, permitirá que la aseguradora abone la indemnización por daños ocasionados en parabrisas, ventanillas laterales y luna trasera.

Asimismo, esta cobertura incluye la mano de obra del taller y, en la práctica totalidad de casos, los daños en techo solar si se trata de un elemento de serie del automóvil.

5. Daños propios

Ya sabes que la cobertura de Daños propios es sinónimo de Seguro a Todo Riesgo, que a su vez suele ser antónimo de seguro de coche barato. Partiendo de esta premisa, en el caso de un coche nuevo, lo barato puede salir caro.

Efectivamente, al contrario que en el caso de Lunas, Incendio y Robo, incluir los Daños propios en la póliza sí supone un incremento importante en el precio de la misma. Además, debes tener en cuenta que esta cobertura hace frente a daños del vehículo que no sean imputables a otra cobertura, por lo que si has sufrido daños en tu coche relacionados con un incendio, un robo o una rotura de lunas, éstos ya estarían cubiertos aun sin tener un seguro a todo riesgo. Entonces, ¿por qué contratar Daños propios?

Aunque te consideres un buen conductor, eventualmente puedes sufrir un accidente en el que tú seas culpable y solo esta cobertura haría frente a los gastos de reparación. Además, en caso de siniestro total, al tratarse de un vehículo nuevo, prácticamente todas las aseguradoras te indemnizarían por valor de nuevo el primer año y muchas de ellas también durante el segundo.

Por otro lado, si quieres ahorrar dinero en el seguro a Todo Riesgo, puedes incluir una franquicia, lo que disminuirá el precio de la póliza pero te obligará a hacer frente a una parte de la reparación. Eso sí, si lo haces, recuerda que muchas aseguradoras dividen el vehículo en cinco partes: frontal, trasero, izquierdo, derecho y techo. Asegúrate de que tu franquicia de 150 euros (o 300, o 400) te obliga a pagar 150 euros en total, no 150 euros por cada parte en el caso de que la colisión haya dañado varios laterales de tu vehículo.

 

SEGURO DE HOGAR

Hoy es necesario disponer de una buena póliza hogar. Actualmente son bastante completas y dan respuesta casi a cualquier incidencia que pueda suceder: robo, incendio, daños agua, roturas, jardines, vehículos en gaje, animales de compañía….

Comprueba que la cobertura de Responsabilidad Civil es suficiente y acorde a tu situación, la de tu familia y tu vivienda.

Asegúrate de que la que actualmente tienes contratada no se limita a cubrir las necesidades de tu entidad bancaria, especialmente si está vinculada a alguna hipoteca.

La entidad que te ha contenido ese crédito puede exigirte la existencia de una póliza de seguro con garantía hipotecaria a su favor, pero TU tienes el derecho a contratarla DONDE más te interese.

 

 

Accidente de Tráfico en una rotonda. ¿Quién tiene la culpa?

Uno de los siniestros que causan más conflicto entre los conductores, es el ocurrido en una rotonda. ¿Qué carril usar? ¿Quién tiene la preferencia a la hora de entrar o salir de la misma?

Si no existen señales indicativas, siempre tiene preferencia el vehículo que está circulando dentro de la rotonda, sea por el carril que sea, frente al vehículo que se incorpora a ella.

Los vehículos que circulan por el carril exterior, siempre tienen la preferencia.

La polémica reside en la colisión con otro vehículo por una invasión de carril dentro de la rotonda, sin que ninguno de los dos implicados hable de incorporación del otro. En este caso siempre resultará culpable el vehículo que presente los daños en el lateral derecho.

 ¿Cómo determinar la culpabilidad en las rotondas?

 Dependerá de las maniobras que realice cada uno de los implicados. Es necesario saber los daños, maniobras; si ocurre circulando dentro o se incorporaba alguno. Fundamental conocer los daños de cada uno.

Para salir de una rotonda siempre hay que utilizar el carril derecho. Si lo hacemos desde el carril interior, corremos el riesgo de provocar un accidente con el vehículo que circula por el exterior y resultaríamos culpables al presentar daños en el lateral derecho del vehículo.